VIII Premio TerBi Relato "Inmigración Espacial"

lunes, abril 10, 2017

Crónica de la Presentación de "La crucifixión de nuestro Señor Jesucristo considerada como una carreras de bicletas cuesta arriba)

Bajo el capirote

Crónica de Paco Mancera Romero de la presentación  “La Crucifixión de nuestro Señor Jesucristo considerada como una carrera de bicicletas cuesta arriba” de Alejandro Castroguer.


Este pasado Viernes de Dolores del 2017, en la muy Noble ciudad de Málaga, concretamente en la muy Hospitalaria y muy Leal librería En Portada a las veinte horas de la tarde noche, tuvo lugar la presentación universal de La Crucifixión de nuestro Señor Jesucristo considerada como una carrera de bicicletas cuesta arriba del hijo de Málaga y por tanto el primero en el peligro de la Libertad y muy Ilustre, Alejandro Castroguer editado por la muy Benéfica y siempre Denodada Ediciones el Transbordador en su colección SOYUZ con el dorsal 7. Málaga nos brindó un atrezzo impagable, tan florido como los adjetivos de su lema: traslados de tronos por sus calles, timbales y trompetas por doquier, cofrades fervorosos con fe para una semana escasa, atiborradas aceras y sustancias sospechosas en los incensarios. Por si faltaba ambientación el autor programó la música durante la presentación. Apreciado lector preste atención a la grabación del evento (disponible al final de esta crónica) y podrá disfrutarla: Preludio de Jesuschrist Superstar y tres Cantos Romanos gregorianos: Terra Tremuit, Salve Regina y Kyrie Orbis factor.


La comandante en jefe del Transbordador: Pilar Márquez tomó la palabra para evocar una conversación de hace año y medio donde las primeras personas que supieron del inminente nacimiento de la editorial fueron precisamente Alejandro, el autor del SOYUZ que nos ocupa, y Manuel Mota, dibujante, guionista y coordinador de edición de la revista de terror Cthulhu. Tengo la enorme satisfacción de compartir con Manuel la autoría de los dos blurb de la contraportada de este SOYUZ. Efectivamente apreciado lector, es la primera presentación universal a la que asisto habiendo leído previamente el texto presentado. Pilar mostró su satisfacción por haber publicado finalmente un texto de Alejandro. Dada la temática del texto: la Pasión de Cristo era más que evidente que la fecha de presentación debía ser un Viernes de Dolores.
La editora nos adelantó que el texto tiene dos claras inspiraciones: el cuento de 1996 de J. G. Ballard El Asesinato de John Fitzgerald Kennedy considerado como una Carrera de Automóviles Cuesta Abajo, que a su vez está inspirado en el brevísimo pero brillante cuento del genial francés Alfred Jarry escrito en Abril de 1903: La Crucifixión considerada como una carrera ciclista en escalada. Pero eso no impide a Alejandro crear un texto en absoluto blasfemo, inclasificable, pero lleno de guantas con y sin mano.


Tomó la palabra Alejandro para agradecer a Peter hospedar la presentación En Portada y a Pilar por confiar en el texto antes incluso de que estuviera acabado. Alejandro inmediatamente admitió que sale de nazareno en la procesión de la archicofradía de la Vera Cruz el Jueves Santo y que parte de este relato está escrito debajo del capirote. A pie juntilla, apostilló que es un nazareno muy raro y que no es hermano de la cofradía. Fue Pilar quien le descubrió el relato de Jarry pero si conocía el de Ballard. De hecho fue el deseo de hacer algo parecido lo que llevó a escribir este relato. Pensó que sólo hay una muerte más conocida que la de Kennedy: la de Cristo. Pero Jarry ya se le había adelantado, incluso hasta en el título. Alejandro convino que su obra no es sacrílega y de serlo, lo sería como lo es Jesucristo superstar (Jesus Christ Superstar, 1973 Norman Jewison)... pero sin música.
Pilar se congratuló que por primera vez en las presentaciones de obras de El Transbordador se podía hablar abiertamente del final del texto sin destripar el argumento: el protagonista muere. Pilar preguntó al autor sobre lo combativo del texto, gracias a la introducción de temas paralelos a la Pasión de Cristo. Castroguer contestó que efectivamente utiliza a Simón de Cirene (que acabó llevando la cruz de Cristo en el tramo final del calvario) para introducir una gran cantidad de referencias y críticas desde: los políticos españoles, asuntos literarios, reivindicación vegana hasta llegar a la explotación de los abuelos por parte de los hijos para el cuidado de los nietos.

 

Alejandro manifestó su satisfacción por haber podido trabajar con Pilar como editora, y reivindicó el gran trabajo editorial que El Transbordador ha desarrollado en este año y medio y confía en que finalmente conseguirá el reconocimiento que se merece. Ambos coincidieron que el texto es inclasificable como mucho de los textos previos editados por El Transbordador. Pilar definió la prosa de Alejandro como exquisita, rozando en algunos fragmentos la propia poesía.
Castroguer quiso hacernos participes de dos anécdotas. Siendo este texto el SOYUZ #7 aparece explícitamente en una suerte de metatexto, textualmente:
“…—Ediciones El Transbordador, con una profesionalidad que ya quisieran editoriales de primera fila —dice el televisor—, lanza esta Cuaresma su último y más polémico Soyuz: La Crucifixión de nuestro Señor Jesucristo considerada como una carrera de bicicletas cuesta arriba. Un cuento que J. G. Ballard, su verdadero autor, ha escrito bajo seudónimo tras el descalabrante éxito cosechado con El asesinato de John Fitzgerald Kennedy considerado como una carrera de coches cuesta abajo. …”
La segunda cuestión es la autoría de la imagen de Cristo que aparece en la portada. Dicha ilustración es creación de Nora, hija de Alejandro y la escritora Vanessa Benítez. Imagen que junto al morado cofrade transmite una inquietante sensación al contemplar la portada.

 

Ahora una pequeña desconexión en esta crónica, para publicidad y autobombo: aprovecho para compartir mi blurb de contraportada:
“… Alejandro actualiza La Pasión de Cristo con exquisita y depurada prosa. Su  Calvario es tan impactante y canónico como el de la película de Mel Gibson (2004). Jesús muere como, donde y con la actitud que Dios manda, no busques sacrilegio alguno, pero nada se te va a ahorrar.
Cristo se sacrifica para expiar vuestros pecados.  Castroguer realiza un upgrade de éstos: desde los bíblicos (vacíos por su uso y abuso) hasta los que perpetramos hoy. Lector no será fácil, ni agradable, enfrentarte a tus culpas.
Id y pecad, que cada Viernes Santo Jesucristo seguirá saldando vuestras flaquezas anuales. …”

Se dio paso al turno de preguntas al público asistente. Se les planteó si se sentían inquietos con esta obra, en estos tiempos que alguien ha definido como de Contrarreforma. Alejandro sostuvo que lo lamentable es que somos nosotros, con nuestros votos, los que sostenemos a estos dirigentes que alientan esta opresión. El problema es nuestro, somos muchos más los muertos de hambre que los pudientes y sin embargo arrasan en las urnas. Pilar apostillo que lo peor es que ha generado una suerte de autocensura en todos: editores, autores y lectores. Y que la literatura también sirve para esto, para reivindicar el derecho de discrepar, como hace este texto.


Alejandro firmó los ejemplares que los asistentes le presentamos. Cruzamos calle Nosquera y comenzamos el multitudinario tercer tiempo. Entre refrescos y bebidas espirituosas comentamos asuntos terrenales: como que nos hayamos tenido que enterar por El Periódico que la Junta de la AEFCFT ha decidió trasladar unilateralmente la convención de aficionados (Hispacon) de Valladolid a Madrid… sin comunicados oficiales, ni n’a de n’a. Pero también asuntos  celestiales: la iniciada Semana Santa y la proliferación sin límite de traslados (y no sólo de Hispacones) y otras excursiones de las imágenes residentes de las cofradías.
Enlace del audio de la presentación:

by PacoMan

No hay comentarios: