VIII Premio TerBi Relato "Inmigración Espacial"

lunes, junio 19, 2017

Entrevista a Dioni Arroyo, autor de "Fracasamos al soñar"

En la pasada Jornada de la TerBi, el escritor Dioni Arroyo presentó su última novela “Fracasamos al soñar”, recién editada por Nowevolution (http://www.nowevolution.net/home/182-Fracasamos-al-sonar.html) El video de dicha presentación ya está disponible en el canal You Tube de la TerBi (https://www.youtube.com/watch?v=owMF0zGFuSY). 

Entrevistamos al autor acerca de esta novela

·         La novela trata del transhumanismo, de la evolución del ser humano y su transformación futura a ciborg. ¿Cómo surgió la idea de hacer una novela sobre este tema?


La literatura ya ha abordado estos temas desde los años ochenta del siglo pasado, con autores como William Gibson o Neal Stephenson, o incluso más recientemente con Hannu Rajaniemi o Ramez Naam. Mi idea era avanzar más en las cuestiones humanistas y filosóficas, hacerme nuevas preguntas sobre cómo afectará este proceso a la conciencia humana, cómo se marginará y se acabará excluyendo a los bioconservadores que no deseen “mejorarse”, aceptar la nueva condición poshumana. La idea nace de este propósito de empatizar con los futuros inadaptados del mayor cambio de nuestra historia, y ponerlo en entredicho. Mi intención ha sido advertir, buscar nuevos planteamientos, preguntarme en qué situación estaremos cuando llegue el cambio, de qué forma nos resistiremos o lo desearemos. Pensé que se podía aportar nuevos elementos narrativos para construir una novela que resultase diferente y singular. La idea surge de ese deseo de ampliar el debate con nuevas preguntas que provoquen la reflexión.

Resultado de imagen de dioni arroyo merino

·         ¿Cómo consideras la transformación del humano en ciborg? ¿Una oportunidad o un riesgo? ¿O los dos?

Todos los cambios despiertan suspicacias, aunque para mí lo más importante son los dilemas éticos que encierran y generan. La gran cuestión es si los cambios, si nuestra transformación en entes cibernéticos, se llevará a cabo para mejorar nuestro bienestar, o para incrementar la capacidad humana de producir. Desde luego será una gran oportunidad para aquellas personas a las que la naturaleza les haya colocado en una situación de desventaja, como quienes padecen alguna discapacidad sensitiva o física. Pensad en amputación de miembros por accidentes, o la ceguera, anomalías que la ciencia y la tecnología podrá solucionar con relativa facilidad dentro de varias décadas, por lo menos si se democratiza su acceso para toda la humanidad. En estos momentos, un artilugio como el marcapasos, permite a personas con dolencias del corazón gozar de una calidad de vida más que digna.

     Bajo mi punto de vista, el problema es que en unas décadas estos implantes será generalizados, y no sé hasta qué punto pesará más el respeto por los derechos humanos y la libertad individual, o sin embargo nos arrastrará la ambición habitual de nuestra especie, voraz y depredadora, en un mundo hipertecnificado y demasiado competitivo, y que no nos permitirá quedarnos atrás. Entonces dejará de ser una oportunidad para convertirse en un problema. Dependerá de nuestra capacidad para controlar todo el proceso, y para eso será necesario habilitar y delegar facultades potestativas a organismos que en la actualidad es un papel que representan los estados. Es decir, que sean determinadas entidades públicas que gocen de legitimidad y representatividad, las que decidan hasta qué punto pertenece a un fin mayor ético y responsable, y cuando se debe limitar para no violar normas básicas. Soy muy escéptico con este punto. La ONU nos representa a todos, y aunque posee organismos como la Organización Internacional del Trabajo, que, por ejemplo, siempre ha condenado la esclavitud infantil -desde los años setenta-, sin embargo sus determinaciones no son obedecidas por nadie, y numerosos países asiáticos siguen practicando esta aberración con los niños.


·         Imaginas inteligencias artificiales y avances neurológicos que no vamos a desvelar aquí. ¿Crees que la neuro-cibernética va a ser la gran revolución de este siglo?

Sí, estoy convencido que va a provocar cambios impresionantes. Por primera vez en la historia, la selección artificial se va a aplicar en nuestra especie, y la tecnología y la ciencia van a superar a la naturaleza y la biología. Es cierto que llevamos miles de años poniendo en práctica la selección artificial para lograr el clásico grano de arroz superlargo, o vacas que dan el triple de leche que hace cien años, o el ensayo y error para mezclar ovejas que den más lana que nunca. En este caso, este “ensayo-error”, se aplicará en nuestra especie. Algunos antropólogos opinan que ya hay precedentes, como la historia de los esclavos en América. Se llevaron de forma forzosa a millones de seres humanos desde el golfo de Guinea, hasta los Estados Unidos, a lo largo de casi tres siglos. La mayoría de ellos no sobrevivió ni al viaje –en condiciones muy penosas-, ni al trabajo en las plantaciones de maíz de Luisiana. Pero los pocos que, contra todo pronóstico consiguieron seguir con vida, fueron el producto de la selección artificial, la caprichosa crueldad de sus “amos”, hombres blancos sin escrúpulos. Esa podría ser una de las explicaciones de la extraordinaria capacitación de los afroamericanos para competir en actividades  deportivas, y en ser más resistentes a las enfermedades, a pesar de que su nivel de vida siga siendo inferior y un alto porcentaje de ellos carezca de seguro sanitario.

·         De todas formas, la novela no es sólo reflexión, sino que hay una trama de intriga

Por supuesto, no deseaba escribir un ensayo. “Fracasamos al Soñar” es una gran historia de amor, con aventuras y una trama de suspense, intentando imaginar el fin último del transhumanismo. Construí dos personajes que reflejarán la cara y la cruz de esa nueva realidad: un profesor de antropología que colabora en un equipo multidisciplinar para desarrollar jurídicamente el proceso de transformación de homo sapiens a homo cyborg, y por otra parte, una estudiante contraria a esos cambios. Ella, joven apuesta e inteligente, forma parte de un grupo terrorista, y su papel en la novela irá cobrando fuerza según avance la trama. La novela también tiene algún toque de humor, que consideré muy adecuado para enriquecer el argumento.

Resultado de imagen de dioni arroyo merino

·         ¿Qué tal el proceso de crear esa sociedad futura del año 2047?

Reconozco que ha sido lo más complicado, construir un mundo que todavía no existe, basándome en las tendencias tecnológicas actuales. Para esa época, me he imaginado que la mayoría de nacimientos serán fruto de la ectogénesis, es decir, desarrollo del feto en un embalaje que simule el vientre materno, y así liberar a la mujer de la maternidad y que siga trabajando sin cesar. Esta cuestión supondrá una pérdida de la clásica transmisión oral de valores de padres a hijos, y un mayor control del poder sobre el individuo, que ya no tendrá conciencia de lo que es la institución familiar, ni de la importancia de poseer un hermano o hermana, o unos padres. Por otra parte, considero que el mundo en el 2047, estará demasiado superpoblado y cansado de buscar vida extraterrestre sin ningún resultado. Para sobrevivir, las sociedades serán entomófagas, incluyendo la ingesta masiva de insectos en su dieta habitual, algo que ya recomienda la Organización Mundial de la Salud, una manera de superar prejuicios culturales para erradicar el hambre de forma barata y eficiente. Por otro lado, he cuidado hasta el más nimio detalle todos los elementos de la vida cotidiana, el ocio en la vivienda privada de nuestro protagonista, los avances tecnológicos energéticos, en los medios de transporte y de comunicación, así como en nuestro propio cuerpo.

·         ¿Ha habido alguna obra que creas de referencia en este tema o alguna que te haya estimulado a especular y escribir sobre el tema?

Me inspiró la tan perturbadora “Nunca me abandones”, de Kazuo Ishiguro. Fue publicada en el 2005, y se consideró que su crítica brutal de una sociedad distópica que practica la clonación humana con asombrosa naturalidad, contribuyó decididamente a que la sociedad británica se volviese más crítica con la posibilidad de emular seres humanos. Ese libro me impactó con dureza, sobre todo por la  manera tan sutil que  va desvelando la realidad de la vida de sus protagonistas, un adorable grupo de chicos en un internado. Fue demoledor, y creí que ahora había llegado el momento de abrir el debate sobre las consecuencias del transhumanismo, hacernos nuevas preguntas y especular para humanizar el proceso.

·         ¿Estás escribiendo algo ahora?

Me temo que siempre estoy escribiendo algo. No estoy inmerso en una novela, pero sí ando terminando algunos relatos sin saber dónde encasillarlos, por el placer de escribir sin un objetivo concreto. Y también son de temática distópica, de especulación oscura..

·         Si deseas añadir algo más…

Quiero dar las gracias a todos los amigos de la TerBi, y en especial a Ricardo Manzanaro, por invitarme a las interesantes jornadas  del 03 de junio en Bilbao, para poder presentar “Fracasamos al Soñar” por primera vez. Para mí fue un momento emotivo, y lo recordaré siempre con cariño. Este tipo de actividades lúdicas, culturales y divulgativas, son fundamentales para mostrar una parte del panorama literario y dar a conocer la ciencia ficción que lentamente se abre paso en nuestro país.

No hay comentarios: