Novedades TerBi

miércoles, julio 03, 2019

Entrevista a José Antonio Suárez por su nueva novela "Alter Ego"


El escritor José Antonio Suárez ha anunciado que ya está disponible en Amazon su nueva novela “Alter Ego”.

Esta es la sinopsis:
"Te pierden todo el respeto cuando mueres.
Me ganaba la vida escribiendo novelas del género fantástico de un modo competente. Sin embargo, el destino truncó mi carrera. Podría haberme rendido y que todo mi ser fuese pasto de gusanos. En cambio, decidí luchar. Mi mente fue digitalizada y ahora viviré eternamente dentro de un ordenador.
Pero la inmortalidad no me ha salido gratis. Mis amos me obligan a escribir novelas infectas para un borracho gandul sin talento, un vampiro de ideas ajenas. La vida no es justa, aunque eso ya carece de importancia.
Porque nuestra civilización se acaba. Y yo tengo butaca en primera fila para asistir al fin del mundo."


Entrevistamos al autor:

·         La novela parece una combinación de distopía cercana y ciberpunk.

Más que distopía, tiene afinidades con el género apocalíptico, teñido de humor negro. Yo no la calificaría de ciberpunk, no posee esa estética, pero si le tuviese que añadir alguna etiqueta más, sería la de transhumanismo. El protagonista no es de carne y hueso; antes de fallecer realizó una copia digital de su mente. Él creía que viviría para siempre y sería feliz, pero se da cuenta de que está equivocado y que tendrá que seguir trabajando duro, si quiere impedir que su matriz de personalidad sea desconectada.

·         ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

El germen de la tecnología de escaneo cerebral que planteo surge de mi  libro La máquina de la felicidad. Se trata de las sondas conectoma, prohibidas en muchos países por sus peligrosos efectos. Pero Pangea, la multinacional que ha desarrollado en Alter Ego el proceso para digitalizar cerebros humanos, dispone de un estatus legal independiente; tiene tanto dinero que es arrendataria de una isla en las Azores y allí hace prácticamente lo que se le antoja. Alter Ego se enclava en el futuro temporal de la anterior, aunque no comparte trama ni personajes. Es una novela completamente independiente. También hay algún guiño a  Cristales de fuego, que publiqué en 2007.

·         Parece que el protagonista es el futuro de los “negros” literarios.

Cuando Alter estaba vivo, inició sus primeros pinitos literarios con un editor desaprensivo que había creado un chiringuito que en el mercado anglosajón se conoce como vanity press. Pone un cebo para  novatos a fin de que le manden sus novelas y luego responde a cada incauto que su obra es genial, pero que como nadie lo conoce, es un riesgo apostar por él y debe pagar para ser publicado. Ese editor estafó al protagonista, llegando a plagiarle uno de sus libros, y por eso Alter le odia profundamente. Imagínate que te obligasen a escribir novelas a nombre de un tipo que te engañó para que siga lucrándose con tu trabajo.

·         ¿Ves cerca lo de la nueva era de la digitalización total? ¿Planteas la historia como una advertencia al exceso de los medios digitales?

No, para nada. Alter Ego está narrada como una tragicomedia. No veo en la digitalización una amenaza, sino una oportunidad para la humanidad, y quién sabe, tal vez en las IA esté nuestro legado como especie. Si el futuro de la humanidad está en las estrellas, no llegaremos allí como somos ahora. Serán otro tipo de humanos quienes lo hagan, y espero que para entonces hayan corregido todo lo que nosotros hemos hecho mal.
Lo que advierto en mi libro es que se nos está acabando el tiempo. Siendo generosos, nos quedan como máximo ochenta o cien años antes de que nuestra civilización se colapse. Los gobiernos adoptan en la novela, demasiado tarde, medidas desesperadas para tratar de combatir el aumento del nivel del mar o la destrucción del plancton marino, pero esas decisiones deberían haberse tomado un siglo antes para que surtiesen efecto. Nuestros gobernantes piensan como máximo a cuatro años vista. El cambio climático no es una cuestión de creencias, es un hecho comprobado, y apenas estamos haciendo nada realmente efectivo para combatirlo. Cuando entra un nuevo gobierno, desmantela lo que ha hecho el anterior. No concedemos importancia a la obsolescencia programada y la gente cambia de teléfono móvil cada dos años. Esto no es sostenible, vamos a pagarlo caro y espero no tener que sufrir el derrumbe en mi propia vida. Pero bueno, no quiero deprimir a nadie. Esta es una novela con mucho humor y Alter no se lo toma a la tremenda. De todos modos, él ya está muerto. ¿Qué importa ya? A pesar de todo lo que le pasa, nunca se viene abajo y eso es algo que trato de transmitir al lector.

·         En tu carrera literaria, sueles alternar novelas de intriga y acción, con otras como esta de tema tecnológico-sociológico.
   
    Es cierto, intento cambiar de temática porque escribir siempre sobre lo mismo me aburre. Tuve una etapa en la que me gustaba mucho la space opera (de mis libros, es lo que mejor se vende), luego me cansé y he abordado otros argumentos, incluso algunos políticamente incorrectos, como en el caso de Tercera República, cuya temática a algunos les causa rechinar de dientes, porque detestamos reconocer que somos tan estúpidos que podemos cometer el mismo error otra vez. Siento decir que los humanos somos así, tropezamos una y otra vez en la misma piedra.
Centrándome en Alter Ego, diré que la evolución tampoco es políticamente correcta, y elimina sin pudor aquellas especies que no aprenden a sobrevivir. No respetamos nuestro entorno, hemos contaminado los océanos y con ello, nos hemos sentenciado a medio plazo, porque del océano depende la mayoría del oxígeno que respiramos.

·         ¿Estás escribiendo algo ahora?

Tengo una ucronía en un cajón, a la espera de tiempos más amigables, pero no me preocupa, porque últimamente me he ido alejando de la literatura. Ahora estoy centrado en la composición musical (que es otra forma de escritura). Seguro que esto no os lo esperabais, ¿verdad? La literatura y la música son mis grandes pasiones, si bien hasta ahora no había tenido los medios ni los conocimientos para desarrollar la segunda a nivel creativo. Gracias a los avances en informática, actualmente es posible simular una orquesta  con sus secciones de cuerda, metal, viento y percusión, con gran realismo. Llevo años tratando de sacarme esa espina. Alter Ego es el libro número 17 que he publicado, pero ¿siempre voy a estar haciendo lo mismo? Al hilo de lo que me preguntabas antes sobre alternar temáticas, a mí me sigue apeteciendo experimentar cosas nuevas. El año pasado me atreví a dar el paso y estoy realizando una banda sonora original para una de mis novelas. La elegida es La luz del infinito, que hasta ahora es la que registra, de todos mis libros, más ventas en Amazon. En 1996, Joel McNeely realizó por encargo la banda sonora de Sombras del imperio, un libro que nunca se llevó a la gran pantalla (por cierto, la música es bastante buena). Es una idea que me ha rondado desde entonces, y ahora dispongo de los medios para sacarme la espina. Espero tener toda la música compuesta e interpretada por la Orquesta Sinfónica de Matrix para el año que viene, en el que compartiré la BSO con vosotros.
No obstante, en el futuro regresaré a la literatura. Como diría Terminator, volveré.

·         Si deseas añadir algo más….

   Sí, disfrutad de la lectura, y por favor, no dudéis en compartir vuestras impresiones en Amazon, Facebook, Twitter o donde os venga en gana.





No hay comentarios: