jueves, enero 19, 2017

Crónica de la presentación de "Los tres abismos de Damián Mustieles" de Miguel Córdoba

Crónica de Paco Mancera Romero de la presentación de "Los tres abismos de Damián Mustieles" de Miguel Córdoba

Aunque parezca mentira, yo no me drogo

Crónica presentación Los tres abismos de Damián Mustieles.

Este pasado viernes 13 de Enero de 2017  en la malagueña librería En Portada se ha presentado la antología de novelas cortas Los tres abismos de Damián Mustieles del autor malagueño (aunque nacido en la antigua República Federal Alemana… si, la capitalista) Miguel Córdoba en la colección principal, (y sin nombre) de la editorial El Transbordador en su séptimo número. Colección que se inició con este mismo autor y la novela Ciudad de Heridas en Octubre 2015… hace ya dieciséis meses: tempus fugit.

Abrió el acto la comandante en jefe de El Transbordador, Pilar Márquez, recordando cómo se conocieron. Se da la circunstancia que Miguel fue el primer cliente de Hombrecillos Verdes (ahora extinta en su versión física pero operativa en su vertiente digital), a partir de ese momento se entabló una amistad y relación profesional que se concreta en dos libros y el cuento Tinnitus publicado en la antología de superhéroes: Supermalia.

Pilar desveló que esta tres novelas cortas son citadas (sin existir todavía) en la novela Ciudad de Heridas. Pilar le propuso, vamos le encargó a Miguel, que las escribiera y así dar continuidad al exitoso universo creado en su primera novela. Reto al que no se pudo resistir.



En la novela Ciudad de Heridas no se desvela nada del argumento de la primera novelette: Cena para tres. Miguel reconoce que, para crearla se inspiró en el último teatro de Lorca: El público (1930), Así que pasen cinco años (1931)… (¿Una premonición de su fusilamiento en 1936 a manos de fascistas del General sedicioso Francisco Franco?). El autor justificando lo surrealista, lo “bajo la arena”, lo fantasioso que este planteamiento lorquiano le obliga a desarrollar en esta novela corta. Tanto es así que se sintió en la obligación de recordar a la audiencia: “aunque parezca mentira, yo no me drogo”… sin duda el mejor homenaje a la canción Me pongo colorada de las Papa Levante. Evidentemente Miguel y Pilar fueron conscientes, y así lo dijeron, que acababan de dar el titular de esta crónica. Cuestión que quiero agradecerles desde aquí. Para enfatizar el carácter alucinógeno de la novelette, Pilar leyó la pequeña sinopsis que aparece en la contraportada:
“… Cena para tres nos sumerge en una pesadilla de revelaciones y disolución; los acontecimientos que aguardan al escritor Daniel Salas en su recién adquirida segunda residencia no sólo harán tambalear su existencia, sino la de toda su familia. …”

Malas Hierbas, la siguiente novela corta, tiene su argumento mucho más descrito en Ciudad de Heridas, incluso aparecen varios párrafos transcritos. Por lo que la creación ha tenido componentes de puzle. A pesar de incluir perros zombis, o precisamente por ello, este texto es el de mayor acción. Los perros al adquirir conciencia de su existencia, al contraer la enfermedad infecciosa que los humaniza (es decir los hace casi humanos), se vuelven terriblemente violentos y sanguinarios… como los verdaderos humanos. Falto a la verdad, los humanos lo somos de forma gratuita y alevosa en gran cantidad de ocasiones.
 La tercera y última novelette: El ruido, fue el texto que más le costó escribir, de hecho una primera versión fue totalmente descartada. Para esta novela corta, el autor se inspiró en varias canciones. Entre ellas una en la que se puede escuchar: “Mi futuro es estático, así que ya lo tuve”, lo que le sugirió la introducción de referencias anacrónicas intencionadamente. También usa una enfermedad extraña, aterradora pero real: Parálisis del sueño para poner en marcha la trama de esta novela corta. Sin duda la más experimental de todas.

Pilar destacó que estas historias se pueden leer independientemente a Ciudad de Heridas, pero que se complementan. Siendo el orden de lectura intercambiable e indiferente para su comprensión.

El prólogo del libro, otra nueva historia, juega al engaño de la verdadera autoría de las tres novelas cortas que le siguen, algo muy a lo “pastiche de Sherlock Holmes”.

Tanto Pilar como Miguel destacan la ilustración de la portada realizada por María Delgado, ilustradora habitual de la editorial y que ya hizo la portada de la novela Ciudad de Heridas. Personalmente me encanta el estilo concreto que María usa para la portada. En particular el homúnculo de la contraportada entre el logo de la editorial y el código de barras (una miniatura del primero de los Damián Mustieles… él que salta al vacío).

Se abrió el turno de preguntas, donde se destacó la gran influencia de la música en sus libros. El presidente de la TerMal propuso que Miguel crease una playlist en Spotify con las canciones que inspiraron estas novelettes. Reto que espero y deseo que Miguel recoja y sirva este comentario de acicate para ello.

Tras las firma de ejemplares. Se dio por finalizado el acto. Los asistentes que quisieron se desplazaron a un local de restauración próximo a tomar algunos refrescos y bebidas espirituosas. Por desgracia no me puede quedar a este tercer tiempo. Lo cual no me privó conocer las próximas novedades que se preparan en Ediciones El Transbordador, de las que daré debida cuentas desde esta misma tribuna.

By PacoMan