Fanzine TerBi Certamen de relato

Fanzine TerBi Certamen de relato
Para descargar pinchar en la imagen, accediendo al grupo de facebook y allí en "Archivos"

jueves, junio 18, 2015

Entrevista con Eduardo Vaquerizo, autor de "Nos mienten"

    El escritor Eduardo Vaquerizo ha publicado hace poco, en Fantascy, su nueva novela “Nos mienten”, una historia distópica de futuro cercano. http://www.fantascy.com/libro/nos-mienten/
    Entrevistamos al autor acerca de la obra
  • En esta ocasión has escrito una novela de futuro cercano, de corte sociológico y de orientación marcadamente crítica. Cuéntanos el origen y el desarrollo de la novela

El origen es la indignación que todos vivimos día a día, presos de una situación en la que hemos perdido el control que supuesta teníamos como pueblo soberano. Si la crisis ha tenido algo bueno, ha sido el quitarle la careta al sistema. Ahora no se puede seguir engañando a los obreros con crédito barato en vez de con sueldo. Contrariamente a lo que sería inteligente hacer, desmantelada la trampa neoliberal, convendría reconstruir lo mejor posible un estado del bienestar para tranquilizar las aguas. No es lo que está pasando, al contario, vamos hacia una radicalización porque el capitalismo, en su mismo centro, alberga una autofagotización que lo devora desde dentro.
Yo quería contar algo de esto, y además hacerlo con las armas de las novelas de aventuras y de ciencia ficción más salvaje y entretenida.

  • Dentro de la tradición de la ciencia-ficción de futuros degradados, tu novela me recuerda más a las obras de los 70, como la trilogía del desastre de John Brunner o el “Incordie a Jack Barron” de Norman Spinrad, que al ciberpunk de los 80 ¿Te identificas más con los primeros?

Los colapsos ecológicos de los setenta son más liricos, porque hablan de la lucha del hombre por conservar lo que está destruyendo y la memoria del pasado mítico. Los ochenta se volvieron desencantados y nihilistas. Sí, quizá mi novela aún mantiene una esperanza y por tanto es menos ciberpunk ochentero, dónde el final del individualismo feroz es la autodestrucción, y habla de pueblos y voluntades colectivas y sociedades que pelean por sobrevivir manteniendo cierta esperanza.

  • ¿Tan mal ves el porvenir? ¿Que has pretendido? ¿Pintar un futuro muy negro para advertir del riesgo, para llamar más la atención sobre el problema? ¿O has pretendido un relato creíble de lo que viene si seguimos por este camino?

He hecho lo que siempre ha hecho la ciencia ficción, o llamándolo según el término correcto, prospectiva, que es tomar una tendencia o un conjunto de ellas y extrapolarlas en un futuro en el que no hubieran tenido ningún freno. Por suerte, parece que hoy en día quedan algunos reservas en manos de ciudadanos con dos dedos de frente y parece que se podría poner trabas a la expansión salvaje y desbocada de las tesis neoliberales más dañinas para el conjunto de la sociedad, pero no hay nada garantizado. Como dice Warren Buffet, el más rico inversor del mundo, “no solo la guerra de clases no se ha terminado, es que además la vamos ganando nosotros”.

  • ¿Quienes y qué actitudes crees que son los principales de la crisis actual?

El principal actor es un agotamiento del modelo capitalista de crecimiento constante. La economía es la única “ciencia” que cree que un sistema de recursos finitos pueda crecer siempre. Ese es el principal motor, las materias primas, la energía, es finita y cada vez hay más población en el mundo. El otro problema, ya secundario, es el de dejar que el sistema de casino financiero devore la economía real. Hoy en día el volumen de especulación vacía, de deudas y futuros es como de diez veces el tamaño de la economía real. Si mañana, en un acto de cirugía económica de alta precisión, se separase del mundo real, no pasaría nada. Ese mundo financiero no sustenta nada real, solo se autoalimenta y crea burbujas que devoran la economía real. La prueba está en que una hora de trabajo cavando zanjas proporciona el mismo dinero que un diferencial de compra-venta de acciones.

  • Durante tu carrera literaria has variado mucho de temática y sub-género, aunque dentro del fantástico ¿Te gusta variar? ¿Como surgen las ideas o los propósitos para tus novelas?

Es que si no experimento, no me divierto. Varío las voces, los personajes, las temáticas, las situaciones y los argumentos. Hay invariantes, claro. Dicen que los escritores escribimos siempre la misma obra pero con diferentes personajes. Puede que sea verdad, pero en la base de mi gusto por la experimentación está en la necesidad de nuevos retos. Con el tiempo he descubierto que si sigo en esto de la escritura no es por la pasta (como podréis suponer) pero tampoco por vanidad. Lo que de verdad me motiva es el reto en sí de la escritura, y la sorpresa de ir descubriendo lo que sale cada vez que te pones, que a veces es realmente asombroso por inesperado.

  • ¿Que tal ha sido publicar con Fantascy?

Un lujo. Es una gran empresa y se nota que la maquinaria editorial está bien engrasados. Tienen recursos y llegan a sitios dónde muy pocos pueden llegar, la distribución es magnífica y hasta hay una pequeña campaña de promoción montada. Algo desconocido para alguien como yo que solo ha publicado con editoriales pequeñas, salvo Danza de Tinieblas cuando salió en Planeta.

  • ¿Estás escribiendo algo nuevo? ¿Tienes algo próximo a publicar?

Siempre se está escribiendo algo nuevo. Como le digo a veces a mi mujer, las novelas no se escriben solas cuando se extraña de que me acueste a las tantas en un día de diario. Estoy preparando, voy por la mitad o así, una precuela de Danza de Tinieblas, ambientada en la guerra de sucesión que llevó al poder a Juan de Austria. Tengo algún proyecto más en la cabeza que abordaré ya veremos cuando pero que puede que sea incluso estás vacaciones
En cuanto a publicaciones, si todo sale bien, quizá publique un libre de fantástico juvenil, mi primera incursión en ese mundo proceloso y desconocido.


  • Si deseas añadir algo más....

Agradecer la amabilidad de prestarme especio y atención. Me gustaría terminar mencionando una de las frases promocionales del libro que creo que define muy bien su espíritu “los pueblos que olvidan su futuro están condenados a sufrirlo”