Novedad: "La última ciudad del mundo" de Héctor Espadas


Se ha publicado  “La última ciudad del mundo”,  una novela de ciencia-ficción de Héctor Espadas, ambientada en un futuro postapocalíptico en el Valle del Guadalquivir.
Neobética fue la única ciudad estado elegida por Dios para sobrevivir al Apocalipsis o al menos así lo creían todos en el valle hasta hace unos años, cuando comenzaron rumores sobre ángeles caídos, figuras humanas que salían propulsadas hacia arriba cuando eran descubiertas.
Yago es un joven patrullero al que siempre acompaña en secreto Iris, una inteligencia artificial que lo ha educado y le ha enseñado cómo es y cómo era el mundo. Sin embargo, con el tiempo, Yago se ha acomodado a su solitario trabajo y, al resultar imposible escapar del valle o del planeta, ha perdido el interés por cualquier cosa que escape a su rutina terrenal.


En una nota el autor escribe: “Con La última ciudad del mundo quería homenajear a todas esas historias de ciencia-ficción que tanto me han dado, trayéndolas a Andalucía. Extraer todos esos elementos futuribles más que consensuados y hacerlos más cercanos al público más cercano a mí.
Las novelas 1984Fahrenheit 451 o La ciudad de la oscuridad; cómics como Juez DreddRogue TrooperTank Girl o Priest; los juegos de rol de Crónicas Mutantes o Cyberpunk; la series Tierra 2 o Los 100; las películas de WizardsMad MaxMoon… Son muchos mundos y personajes ficticios los que forman el imaginario que he tenido en cuenta a la hora de elaborar esta historia. De algunos de estos y de otros hago referencias directas dentro del relato.
“La última ciudad del mundo” es una novela de ciencia-ficción postapocalíptica. Una historia sobre la soledad y la alienación; un relato coral, encabezado por un antihéroe, que se mete en la piel y en los circuitos de todos los personajes, ofreciendo una visión completa de la acción, del conflicto, y de sus protagonistas imperfectos. Un drama existencial lleno de intriga, suspense, acción y amores imposibles.

La idea de narrar esta historia me surgió a finales del 2015, cuando me topé por accidente con un grupo de Facebook que proclamaba la teoría de la Tierra Plana. Fue el año que murió Terry Pratchett y yo pensaba que me había metido en un grupo sobre las novelas de Mundodisco, pero no. Descubrí que existían personas que -por todo el mundo- pensaban que la Tierra es plana y que vivimos engañados. Indagué, me metí en más grupos, hablé con gente, hice amigos, enemigos… Finalmente, al observar que organizaban conferencias, publicaban libros y tal, llegué a la conclusión de que este tema iba a llegar lejos y pensé “¿Y si los únicos humanos que sobreviven a la Tercera Guerra Mundial son terraplanistas?”.
A algunos les puede resultar gracioso/poco creíble que haya quien piense que la Tierra es plana, pero no es ninguna broma. No solo no son pocos, si no que crecen de manera imparable ya que establecen relaciones simbióticas con el catolicismo e incluso con el animalismo y hasta el veganismo y corrientes como los antivacunas, providas, negacionistas(del genocidio nazi, de la carrera espacial, del cambio climático), misterios mayas, masonería, iluminatis, chemtrails… Es la madre de todas las conspiraciones y como tal es capaz de dar cobijo a todas. Dominarán el mundo y serán los únicos en sobrevivir. Avisados estáis.



Comentarios

La Mari ha dicho que…
Deseando estoy de leerlo y que se muevan mis neuronas!

Entradas populares de este blog

Las mejores películas de viajes en el tiempo

Foro de Literatura Juvenil con Domingo Santos

"El Anacronopete" en el Washington Post