Novedades TerBi

jueves, noviembre 08, 2018

Crónica de la presentación en Málaga de "La danza del gohut"


Crónica de Paco Mancera Romero de la presentación de “La danza del gohut”

Si lo puedes decir en menos, para que lo vas a decir en más.

Presentación de La danza del gohut de Ferran Varela el 26 de octubre de 2018.

El pasado viernes 26 de octubre de 2018 a las 19:30 hora, en la malagueña librería En Portada Cómics tuvo lugar la presentación de la novela La danza del gohut del barcelonés Ferran Varela Navarro editada por la malagueña Ediciones El Transbordador.

Nos dio la bienvenida Pilar Márquez, la comodora en jefe de El Transbordador, tras los habituales agradecimientos cedió la palabra a Manuel Berlanga editor del añorado fanzine Berserkr. Manuel nos recordó que con sólo tres cuentos publicados Ferran ha generado gran expectación entre los aficionados, destacó los dos cuentos publicados en las antologías seleccionadas por Mariano Villareal. El veterano aficionado vasco ha concadenado una larga serie de antologías de éxito donde mezcla sin pudor, el mejor género fantástico internacional con el patrio sin chirríos estridentes. Se da la feliz circunstancia que Mariano prologa esta novela.





Manuel preguntó al autor ¿Quién es Ferrán Varela? El apelado se definió como un chico normal que se ha alimentado de literatura de género, cómics y videojuegos, con un perfil bajo en las redes sociales pues las detesta. Escribe y busca hacerse un hueco, que consiguió de la mano de Mariano y ahora se confirma con esta publicación. Pilar intervino para hacernos saber cómo supo de la existencia de Ferran: fue a través de la página web de la editorial en el formulario de contacto, sin recomendaciones de ningún tipo. Las líneas de presentación captaron su interés, que se confirmó con la lectura del texto que precedían. Tal fue su reacción que es el primer autor que firmó dos contratos de edición simultáneamente, uno es este y el otro verá la luz en 2020.

Manuel recordó que el autor se mueve cómodo en los relatos y fue en la TerBi (Tertulia de Ciencia Ficción de Bilbao) donde se dio a conocer a los aficionados. Posteriormente llegó el cuento Profundo, profundo en la roca de la antología Dark Fantasies. Antologia de fantasia oscura (2017) seleccionada por Mariano Villareal. Berlanga, de los méritos narrativos del actor, destacó la concisión, el uso preciso y exacto de las palabras para contar una historia completa. El elogiado confirmó que él se fogueó en el microrelato, afirmando:
“Si lo puedes decir en menos para que lo vas a decir en más ¿Para aburrir al lector”

Tras semejante declaración de intenciones me quedé con ganas de intervenir, cosa que no hice, pero que ahora enmiendo añadiendo:

“Para sacarle su dinero”
Ahí está George R. R. Martin que necesita 1300 páginas para contarnos una historia de 200. Pero claro el editor no cobra lo mismo por 4 libros de 325 páginas que por uno de 200. Cuestión que explicó muy, pero que muy bien su editor español, que lo contó con pelos y señales a El País, con motivo del lanzamiento de la novela que venía a revolucionar definitivamente el género fantástico patrio (aquí el enlace a la entrevista).
Manuel afirmó que los textos de Ferran piden una continuación, que si bien es cierto que las historias son conclusivas, el universo creado grita ser extendido. Sin embargo los tres miembros de la mesa de la presentación concluyeron que la historia de gohut es esa y no hay más.
Berlanga destacó que en los dos relatos analizados y la novela que nos ocupa los protagonistas son personajes femeninos, Ferran intervino rápidamente para comentar que se ha dado esta circunstancia, pero que elige el sexo del protagonista según lo requiera la historia. Añadió sin embargo, que como la fantasía es la literatura más cercana al mito, le permite trabajar con los arquetipos, el inconsciente colectivo de Carl Jung, el viaje iniciático del héroe de Joseph Campbell. En estos niveles el género del personaje no sólo es sexual, sino simbólico. De tal forma que el arquetipo de la madre es eminentemente femenino, se relaciona con la bondad, la protección y con el orden en el mundo. Por ello en los cuentos infantiles los protagonistas suelen ser huérfanos y suele haber una madrastra mala que ha usurpado su papel. El huérfano-héroe se ve obligado a salir al mundo a restablecer el orden. Sus tres textos requerían de personajes femeninos porque pensaba que la evolución lógica del arquetipo femenino, en estas tres historias, encajaba mejor que el masculino.


Pilar y Manuel pidieron al autor que resumiera la historia. Ferran accedió: La danza del gohut es una novela corta de fantasía oscura que narra la historia de Leara, una tutora plebeya de la ciudad estado Tiuma que recibe el encargo del noble más poderoso de la ciudad para reeducar a su hijo, que estuvo cautivo de los gohut durante cuatro años y ha vuelto completamente roto, irreconocible. Su misión es reeducarlo para reintegrarlo en la sociedad. Esta es la premisa inicial. Se tratan tres temas principales: el primero el crecimiento personal como único modo de tomar las riendas de tu vida, el segundo es la dicotomía social (relación de intercambio) entre la seguridad y la libertad, analizando ¿Dónde está el punto de equilibrio? y ¿Quién lo marca? ¿La sociedad o el individuo? El tercer punto analizado es la reinserción de los reos en la sociedad y si es posible readaptarlos. Enfatizando si la sociedad realmente quiere aceptar de nuevo a alguien que ha delinquido contra ella.

Mariano Villareal en el prólogo comenta:
“… Varela construye un mundo rico y verosímil, con un enfoque mucho más literario y transcendente de lo que suele ser habitual en el subgénero. Un texto laboriosamente trabajado pleno de bellas y originales metáforas magníficamente engarzadas en la trama y que aprovecha el estereotipo para facilitar la fluidez de la historia. …”

Pilar destacó que la fuerza de las obras de Ferran radica en la potencia de las propuestas que expone en sus obras, nunca fáciles pero si ricas en matices. Manuel quiso destacar el canto a la libertad que encierra esta novela. Muy en el estilo de las obras de Úrsula K. Le Guin. Ferran admitió que no ha leído nada de Úrsula, pero prometió enmendarlo en breve. Manuel también destacó la semejanza en su simbología con la de Robert Howard, y la habilidad para incrustar alegorías en las descripciones más épicas. El autor si reconoció la influencia del autor de Conan





Manuel le soltó casi a quemarropa si se consideraba ¿existencialista o nihilista activo? Ferran contestó a lo gallego: ¿Por qué elegir? Sin embargo se reconoció defensor, para sus personajes, de abandonarlos a sus instintos destructivos y reconstruir después.

Pilar llamó la atención sobre el lenguaje y el uso de los nombres en la novela. Destacó la facilidad con la que introduce palabras de otro idioma (inventado) que se entienden sin necesidad de dar más explicaciones. Para Manuel los nombres gohut son muy importantes en la novela. Ferran lo confirmó y para incentivar las preguntas del público adelantó que quien le preguntase recibiría su nombre gohut. Según nos explicó Ferran uno de los tropos de la literatura fantástica y del monomito es que el nombre es el reflejo del alma. ¿Cómo puedes tener libertad si tienes un nombre que no has elegido? Existen muchas culturas humanas que en el rito de iniciación, el individuo escoge su nombre de adulto.

El escritor quiso aprovechar que el ilustrador del libro se encontraba presente en la sala para resaltar el gran trabajo realizado en esta portada. Afirmó que Manu (Manuel Gutiérrez Tejedor) evidencia que es guionista de cómics, no en vano ha sabido captar en la portada toda la historia narrada. Tomó la palabra el ilustrador y nos enseñó los bocetos que realizó para la portada. A Manu le hubiera encantado tener más información sobre los protagonistas, pero se le privó intencionadamente, incluso la única petición recibida de autor y editora, fue que no se le viera la cara al protagonista.
Pilar le preguntó al escritor por el juego “El asalto al castillo” que aparece en la novela corta. Manu añadió ¿si tiene reglas este juego? Si, fue la respuesta. La protagonista, Leara, establece un primer contacto con el personaje a través de este juego, al que era muy aficionado antes del cautiverio con los gohut. El escritor admitió que tuvo que parar de escribir y diseñar completamente el juego para poder seguir contando la historia, y eso a pesar que su aparición en la trama es pequeña. Sin embargo se percibe como muy  trabajada. Pilar destacó que Ferran actúa justo al contrario que muchos autores y tal como nos contó Jesús Gordillo en la presentación de Dioses, fantasmas o Demonios: el autor debe evitar colocar toda la documentación con la que ha trabajado en la novela, y no intentar recuperar el tiempo invertido en ello y sólo colocar lo justo. Pilar afirmó que en eso Ferran es un maestro: sólo da lo necesario.

Se abrió el turno de preguntas del público. La consabida pregunta sobre el sexo del protagonista mutó, ya que en este caso no tenía cabida al ser la protagonista mujer. Por ello se le preguntó si la inclinación sexual de la protagonista era una de las que tan en boga está entre los autores pertenecientes al fandom más activo. El autor contestó que Leara no es lesbiana pero que el tema si aparece en la obra. La inclinación sexual es parte importante de la libertad individual, por lo que si se contempla, si aparece explícitamente. Pilar quiso destacar que sin realizar ningún alarde, Ferran consigue obtener más impacto en el lector abordando esta cuestión, que otros autores que han promocionado su obra precisamente por el tratamiento de estos temas, pero por desgracia sin su acierto.

Se le preguntó por la novela que está preparando ¿mantendrá la concisión? El autor nos aseguró, sonrisa en ristre, que dará lo mejor de sí mismo y espera conseguirlo.

Tras las firmas del autor e ilustrador, se inició el tercer tiempo. Para ello cruzamos la calle y entre refrescos y bebidas espirituosas se comentó largo y tendido las novedades editoriales pendientes, que irán viendo la luz en este su blog amigo.
by PacoMan